The Prestige: El Truco Final

Imprimir

The Prestige, o El Truco Final, es una película de ambientación victoriana con la que me topé hace pocos días y que me dejó un grato sabor de boca, añadiendo una rayita más a la lista de coincidencias teslianas que me estoy encontrado últimamente.

Para los que no la conozcan, The Prestige cuenta la historia de dos ilusionistas (Angier y Borden) del Londres victoriano que trabajan en un espectáculo. Tras la muerte de la mujer de Angier en un accidente involuntario causado por Borden, comienza la rivalidad entre los dos magos.

A partir de ahí, la obsesión por desvelar los secretos del otro y la escalada de boicots y jugarretas llevará a Angier a buscar a Tesla para que le construya una máquina capaz de teletransportar a un hombre, superando así el mejor truco de su rival. Sin embargo, la máquina no funciona exactamente como se espera y la obsesión de Angier derivará en un macabro final.

Christopher Nolan, el director de la nueva saga de Batman (Begins, Dark Knight), Memento, y la futura Inception, demuestra de nuevo con esta película que todavía hay historias capaces de sorprender, intrigar y maravillar. Y eso, llevado de la mano de actores como Michael Caine, Christian Bale, Hugh Jackman o Scarlett Johansonn, hace de "El Truco Final" una película memorable, llena de reflexiones sobre las consecuencias de la obsesión y el mal huso de la ciencia, de detalles frikis y de toques steampunk. Tesla, por su parte, aparece muy correctamente interpretado por David Bowie, con frases memorables cargadas del fatalismo que le caracterizó.

Así que ya sabéis, si no la habéis visto, ya podéis ir haciéndoos con ella. Porque os encandilará, os intrigará, os dará hasta grimilla a veces... y sin duda os sorprenderá.

Entrada original por Daan en www.unbosquedeideas.net